+34 617154606 - 608282022 esperanza@altairtranslations.com

La traducción médica y farmacéutica es un campo especializado que requiere conocimientos técnicos y habilidades específicas.

Los traductores especializados en el sector médico debemos dominar la compleja terminología y adaptarnos a diferentes tipos de documentos. Desde prospectos de medicamentos hasta informes clínicos, la precisión es fundamental para evitar riesgos graves en el ámbito de la salud y la legalidad.

La actualización constante y la formación especializada son clave para garantizar la calidad en este sector y para asegurar que tus traducciones farmacéuticas sean certeras y fiables.

Importancia de la traducción médica y farmacéutica

Traducción científica

La traducción médica y farmacéutica se distingue por la complejidad de sus términos y la necesidad de comprender características únicas de la industria.

La precisión en la traducción de estos términos es crucial para asegurar la adecuada comunicación en el ámbito médico y farmacéutico.

Requisitos y habilidades de los traductores especializados

Los traductores especializados en medicina y farmacología deben poseer no solo habilidades lingüísticas sobresalientes, sino también un profundo conocimiento de los conceptos médicos y farmacéuticos.

Es fundamental que cuenten con la capacidad de adaptarse a diferentes registros y formatos de texto para garantizar la calidad de la traducción.

Qué deberías tener en cuenta para contratar una traducción médica y farmacéutica

Al contratar un traductor especializado en traducciones médicas, es importante tener en cuenta varios aspectos para asegurarse de obtener un servicio de alta calidad y precisión.

1º **Experiencia y especialización**:

Busca un traductor que tenga experiencia específica en traducciones médicas y farmacéuticas. Idealmente, deberían tener formación en medicina, farmacia o un campo relacionado, así como una amplia experiencia trabajando en proyectos similares.

2º **Conocimiento de terminología médica**:

Asegúrate de que el traductor esté familiarizado con la terminología médica y farmacéutica en los idiomas de origen y destino. La precisión en la traducción de términos técnicos es fundamental para garantizar la comprensión y la exactitud del documento traducido.

3º **Uso de herramientas y recursos**:

Pregunta al traductor sobre las herramientas y recursos que utiliza en su trabajo. Los traductores especializados a menudo utilizan software de traducción asistida por computadora (CAT) y tienen acceso a bases de datos terminológicas y recursos especializados que pueden mejorar la calidad y la coherencia de las traducciones.

4º **Confidencialidad y seguridad de datos**:

Asegúrate de que el traductor tenga políticas y procedimientos en vigor para proteger la confidencialidad y la seguridad de los datos sensibles, especialmente cuando se trata de documentos médicos y de salud que contienen información personal protegida.

5º **Proceso de revisión y control de calidad**:

Pregunta al traductor sobre su proceso de revisión y control de calidad. Es importante que haya un procedimiento establecido para revisar y corregir las traducciones antes de entregar el trabajo final al cliente.

6º **Plazos de entrega y disponibilidad**:

Discute los plazos de entrega esperados y asegúrate de que el traductor pueda cumplir con tus necesidades de tiempo. También es importante confirmar su disponibilidad para comunicarse y responder preguntas durante el proceso de traducción.

7º **Portfolio y referencias**:

Solicita ejemplos de trabajos anteriores o un portfolio que muestre la calidad y el estilo de las traducciones del candidato. Además, considera pedir referencias de clientes anteriores para obtener una idea de su satisfacción con el servicio proporcionado.

8º **Comunicación y colaboración**:

Establece expectativas claras sobre la comunicación y la colaboración durante el proyecto de traducción. Es importante mantener una comunicación abierta y fluida para asegurar que se comprendan las necesidades y expectativas del cliente.

Altair Translations - Traducción médica y farmacéutica

Desafíos y consecuencias de una mala traducción médica y farmacéutica

Una mala traducción médica puede tener consecuencias graves tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud, así como para las instituciones médicas y las compañías farmacéuticas.

Problemas generados por una traducción médica incorrecta

E

Riesgo para la seguridad del paciente:

Una traducción incorrecta de instrucciones médicas, dosis de medicamentos o procedimientos quirúrgicos puede poner en peligro la salud y seguridad del paciente. Por ejemplo, una dosis incorrecta de medicamento o una interpretación errónea de las instrucciones de uso pueden causar efectos adversos o complicaciones graves.

E

Errores en el diagnóstico y tratamiento:

Una traducción inexacta de informes médicos, resultados de pruebas o historiales clínicos puede conducir a errores en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Esto puede resultar en retrasos en la atención médica adecuada o en la prescripción de tratamientos inapropiados.

E

Falta de comprensión del paciente:

Una mala traducción de material educativo para pacientes, como folletos informativos o consentimientos informados, puede dificultar la comprensión del paciente sobre su condición médica, opciones de tratamiento y riesgos asociados. Esto puede afectar negativamente la toma de decisiones informadas y el cumplimiento del tratamiento.

E

Impacto en la reputación de la institución médica o farmacéutica:

Errores de traducción en material promocional, comunicaciones públicas o documentos reguladores pueden dañar la reputación y credibilidad de una institución médica o una compañía farmacéutica. Esto puede afectar las relaciones con los pacientes, clientes y reguladores, así como la confianza en la calidad y seguridad de los productos y servicios ofrecidos.

E

Implicaciones legales y responsabilidad:

Una traducción incorrecta de documentos legales, como consentimientos informados o contratos de investigación clínica, puede tener graves implicaciones legales y de responsabilidad para todas las partes involucradas. Los errores de traducción pueden resultar en demandas legales, sanciones regulatorias o pérdida de licencias profesionales.

Tipos de documentos que requieren traducción médica y farmacéutica

Existen una variedad de documentos que requieren traducción especializada en el ámbito médico y farmacéutico. Algunos de los tipos de documentos más comunes incluyen:

Manuales médicos y de instrucciones:

Estos documentos proporcionan información sobre el uso adecuado de dispositivos médicos, equipos, medicamentos y productos farmacéuticos.

Historiales clínicos y expedientes médicos:

Los historiales médicos y expedientes clínicos contienen información sobre la historia médica de un paciente, incluyendo diagnósticos, tratamientos, procedimientos médicos y resultados de pruebas.

Informes médicos y quirúrgicos:

Estos informes pueden incluir informes de diagnóstico, informes de alta hospitalaria, informes de procedimientos médicos y quirúrgicos, y otros documentos clínicos.

Protocolos de ensayos clínicos:

Los protocolos de ensayos clínicos describen los procedimientos y criterios para la realización de estudios clínicos y pueden requerir traducción para su uso en diferentes países o regiones.

Publicaciones científicas y artículos de investigación:

Los artículos científicos y de investigación en el campo médico y farmacéutico a menudo requieren traducción para su publicación o presentación en conferencias internacionales.

Patentes farmacéuticas y médicas:

Las patentes que describen nuevos productos farmacéuticos, dispositivos médicos, procedimientos médicos o métodos de tratamiento deben ser traducidas para su presentación en diferentes países o regiones.

Estudios farmacológicos:

Los estudios farmacológicos son informes científicos que describen los resultados de investigaciones sobre la eficacia y seguridad de los medicamentos.

Material de marketing y promoción:

Esto incluye folletos, catálogos, sitios web y otros materiales de marketing relacionados con productos farmacéuticos, dispositivos médicos y servicios de atención médica.

Información para pacientes:

Esta categoría abarca folletos informativos, consentimientos informados, instrucciones de uso de medicamentos y otros materiales destinados a informar y educar a los pacientes sobre su salud y tratamientos.

Normativas y guías de regulación:

Las normativas y guías emitidas por agencias reguladoras, como la FDA en Estados Unidos o la EMA en Europa, deben ser traducidas para garantizar el cumplimiento de las regulaciones en diferentes idiomas y países.

Correspondencia médica:

Esto incluye cartas, correos electrónicos y comunicaciones entre profesionales de la salud, instituciones médicas, pacientes y compañías farmacéuticas.

tarifas-solicita-presupuesto-personalizado

Para cualquiera de estas traducciones médicas y farmacéuticas puedes contar con Altair.